Trucos para preparar un delicioso pescado al horno

Conseguir que el pescado al horno realmente nos quede perfecto a la primera no es para nada una tarea fácil, es por ello por lo que nosotros vamos a contarles por medio de este post, algunos trucos sencillos pero muy eficientes que les van a permitir preparar un pescado al horno perfecto y muy exquisito.

1. Cocina con ingredientes de calidad: para aseguramos siempre que nuestra receta realmente nos va a triunfar lo primero que hay que hacer es cocinar con una materia prima de calidad, así que trata de cocinar en este caso un pescado fresco, grande y con buen aspecto, este debe estar 100% limpio antes de meterlo la horno, además es recomendable es secarlo bien con papel de cocina.

2. Tiempos cortos de horneado: como todos ya saben el pescado por su tipo de carne suele siempre cocinarse muchísimo más rápido que otros alimentos, por los que al cocinarlo debemos utilizar tiempos cortos de cocción, ya que de lo contrario este no quedaría sumamente seco, lo ideal es cocinarlo a 180° por unos 15 minutos por kilo de pescado. Cabe señalar que es mejor servir el pescado de inmediato una vez que esta cocina.

3. Utiliza temperatura baja: al cocinar pescado es de vital importancia que la temperatura dentro del horno no sea demasiado alta, ya que esta acción podría hacer que el pescado quede seco y sin los jugos propios del mismo.

Siguiendo con los dealles para tener un excelente pescado

4. Piezas del mismo tamaño: al honer pescado debemos percatarnos que sean estos enteros o en trozos, sean del mismo tamaño, para que así se hagan todos por igual al mismo tiempo y el horneado pueda ser realmente uniforme.

5. Función vapor: si el horno que tu tienes dispone de función vapor, puedes utilizarla, ya que la cocción suele ser más suave y ayuda a retener muy bien toda el agua de la carne del pescado, dejándolo así muy jugoso por dentro pero crujiente por fuera.

6. Bandeja engrasada: es muy recomendable que antes de meter tu pescado al horno engrases la bandeja a utilizar con un poco de aceite de oliva, de esta forma podrás evitar que el pescado se termine pegando a la superficie y por tal motivo se destroce al sacarlo de la misma.