Terra
 

Venezuela, Regístrate Privacidad Aviso Legal Portada


> Portada


  Portada
  Galeria
  Portada Terra




  Interactivo


» Comenta el artículo en el Foro

» Envíalo a un amigo





Saltos y tepuyes de La Gran Sabana
Salto Angel

Saltos y tepuyes de La Gran Sabana
Roraima




  Turismo de aventura

Saltos y tepuyes de La Gran Sabana

Auyantepuy


El Auyantepuy es el tepuy más conocido de toda la formación rocosa que conforma el Macizo de Guayana. Está ubicado en el sector Occidental del parque nacional Canaima, y es el más conocido incluso a nivel internacional, puesto que de él nace el Salto Angel, el más alto del mundo con 979 metros de caída libre.


El Salto Angel debe su nombre al hombre que lo descubrió en 1937, el aventurero y aviador norteamericano Jimmy Angel. Sin embargo, los indígenas de la zona, los Pemones, ya lo conocían anteriormente y lo habían bautizado como Churún Merú.

Hay dos formas de ver el Salto Angel. Una de ellas es desde el aire, en avioneta, con vuelos comerciales que parten a diario de los Aeropuertos Simón Bolívar en Maiquetía y General Santiago Mariño en la Isla de Margarita. La otra es en una excursión que parte desde el puerto Ucaima en Canaima, y que dura más de 3 horas navegando por el río Carrao y luego por el Churún, río que origina al Salto Ángel y que es afluente del río Carrao, que a su vez lo es del río Caroní. Desde el río Churún, hasta el mirador del Salto Angel, se debe caminar aproximadamente una hora a través de la selva, para presenciar lo mejor del paseo. Otro lugar desde donde se puede apreciar el Salto Ángel y el Auyantepuy en toda su belleza, es desde la isla Ratón.

Roraima Tepuy


Es el tepuy más alto de la Gran Sabana, llamado también montaña azul o montaña de cristal. Su altura es de 2.763 m.s.n.m, 15 kilómetros de largo y la cima tiene 200 kilómetros de superficie. Sus paredes son extraordinariamente verticales, y en su cima encontramos lagos como el "Gladys" y formaciones rocosas metareniscas impresionantes, producto de la erosión a través de los siglos.

En 1931 se acordó la fijación del punto del Monte Roraima, donde coinciden las fronteras de Venezuela, Brasil y Guayana (Esequibo, territorio en reclamación). Este hito limítrofe es conocido comúnmente como ¿punto triple¿.

Kukenan-Tepuy


Este tepuy posee unos peñones que asemejan a unas indias despiojándose mutuamente, llamados adankai, aunque su verdadero nombre es Matawi-tepuy. Tene una altura de 2.680 m.s.n.m. y fue escalado por primera vez en el año 1.963, por una expedición de la Universidad de Bangor, Inglaterra. El Kukenan-Tepuy pertenece a la cadena oriental de tepuyes de la gran sabana, junto con Yuruani-Tepuy.

Salto Aponwao


También perteneciente al Parque Nacional Canaima, el Salto Aponwao es el más importante de los saltos accesibles, pues se encuentra a tan sólo 214 Km. de Santa Elena de Uairén, vía Kavanayén.

Posee una altura de 108 mts en caída libre y para llegar hasta él se tienen dos opciones: la primera es por medio de una canoa o curiara atravesar el río Aponwao y a partir de allí iniciar una caminata de 45 minutos hasta la parte alta del salto. La curiara es una embarcación indígena y para el paseo se paga entre todas las personas que van a ocuparla. El viaje es de aproximadamente 20 minutos y llega hasta el muelle que está a unos 500 metros antes del salto.

Este salto tiene un poder indescriptible y si el caudal de agua está crecido el espectáculo natural es aún mayor, por lo que está catalogada como una de las mayores atracciones turísticas de la zona.

Salto Kamá

Esta espectacular cascada de la Gran Sabana es conocida como Kamá-merú, la cual se puede encontrar a un lado de la carretera principal, en el kilómetro 201. Mide unos 50 mts de altura y es uno de los sitios predilectos a la hora de acampar, aunque la plaga, los llamados puri-puri, abundan por esos lados.

Para los que visitan esta caída existe la posibilidad de pasar por detrás de ella, mediante una curiara que se alquila en el lugar.

También se encuentran restaurantes y albergues, con precios accesibles, pero si gusta puede levantar un campamento, por lo que se paga poco dinero. Por las noches puede disfrutar de la espectacular vista del firmamento lleno de estrellas. Y para los que quieren hacer compras pueden encontrar hermosa artesanía típica.

Esta parada es inolvidable y más si usted es amante de la naturaleza y le gusta la aventura. Todo lo que necesita es un vehículo que pueda acceder a este lindo lugar, que está a unos 115 Km. de Santa Elena de Uairén.

Salto El Sapo

Una corta caminata desde la isla de Anatoly, atravesando un bosque de galería, permite descubrir esta impresionante caída de agua inmersa en una zona de densa vegetación. Lo caracteriza la posibilidad de internarse en él, en una caminata a lo largo de un estrecho e irregular pasillo formado por la parte rocosa que está detrás de una densa cortina de agua.

Cortinas del Yuruaní


Este salto nace en el tepuy del mismo nombre, el cual puede divisarse con facilidad en el recorrido por la sabana. Esta ubicado a unos 70 Km. al norte de Santa Elena de Uairén, tiene 8 mts de altura aproximadamente y unos 60 mts de ancho. Es imponente debido a su caudal, que transporta abundante agua y en él se puede practicar rafting, pero se requiere de experiencia y cuidado. Es posible pasar por detrás de la caída de agua, si cuenta con la experiencia de un guía.


Para llegar es necesario un rústico o se puede dejar el carro a pocos metros y dar una pequeña caminata de 15 minutos, pues no está tan cerca de la carretera. Es parte de cualquier tour realizado desde Santa Elena de Uairén.

Quebrada de Jaspe


Este es uno de los lugares más populares de la Gran Sabana. Es una quebrada que va a través de una piedra de jaspe lisa que tiene 300 mts de longitud y con un nivel de agua que no sobre pasa los 5 centímetros. Es un lugar lleno de árboles donde los turistas se divierten deslizándose por la gran laja resbadaliza y pulida por el paso del agua.
El fondo de esta quebrada está conformado por un material semiprecioso, mezcla de cuarzo cristalino y Sílice amorfo llamado Jaspe. Es sin arena y sin piedras sueltas, y sobre ella fluye la corriente del Kaku-parú, lo que lo convierte en un lugar ideal para descansar, deleitándonos con un ambiente extraordinario.

Terra / gabriela alvarado f.




 » Conoce Terra en otros países
 » Aviso Legal  » Privacidad  Resolución mínima de 800 x 600 - Copyright 2007 Terra Networks Venezuela S.A.

Chat Correo Foros