Imágenes sobre
la vida de los indígenas
Latinoamericanos
 
¿Cree que el movimiento indígena tiene influencia en las políticas nacionales?
 

 

 
 

Mirada al movimiento indígena en América Latina
Venezuela: supervivencia casi aislada
Colombia: muchos derechos y crudas realidades
Brasil: el grito de las minorías
Ecuador: uno de los más poderosos
Bolivia - Perú:
Movimiento revolucionario

Guatemala: Mayoría indígena
El Salvador:: lucha contra la pobreza
Costa Rica: siempre presente
Panamá:: lucha por la autonomía
Nicaragua: contra la Globalización
Honduras: logros y fortalezas
Rep. Dominicana: memoria de un pueblo extinto


República Dominicana: memoria de un pueblo extinto

Los archivos de la cultura Taína son solamente un susurro en el tiempo desde el Colonialismo español después de su olvido forzado.

Es recordado en los inicios del catolicismo. Los dominicanos tienen un sentimiento de raices indígenas tan delgado como una tela de araña. Desconectados de sus ancestros y pasado, la herencia indígena, africana y afro-mestiza, únicamente es reconocida por gente erudita y extranjeros.

Taíno es el nombre con el que los arqueólogos e historiadores denominan a los indígenas que abarcaron Puerto Rico, República Dominicana y Cuba. Llegaron por primera vez a la isla alrededor del cuarto milenio antes de Cristo. Estos hombres eran cazadores y vivían en las cuevas. Provenían de la cuenca de los ríos Orinoco y Amazonas, trajeron la técnica para fabricar piezas de cerámica y eran parte de la etnia Arahuaca Construían viviendas de madera.


Más tarde, posiblemente hacia el año ochocientos de la era cristiana llego una nueva migración de pueblos arahuacos a la isla y este pueblo fue, junto a los descendientes de la primera migración de agricultores, el que siete siglos mas tarde debió enfrentarse a la llegada de los españoles a las islas del Caribe.


Considerados un grupo homogéneo que tienen una expresión cultural y artística con cierto grado de desarrollo. Llegaron a inventar una gran cantidad de objetos o instrumentos que utilizaban para satisfacer sus necesidades principales. Muchos de los cuales eran utilizados para la agricultura caza y pesca. Ante esta situación clasificaban sus instrumentos de producción en enseres domésticos, armas e instrumentos relacionados con actividades espirituales. Ejemplos de los instrumentos taínos son: coa, buril, hacha, raspadores, arco y flecha, barbacoas, majadores, entre otros.

Taíno viene de noble y bueno. Procede de la lengua arawak y se ha utilizado para todas las poblaciones antillanas

La agricultura

Los taínos cultivaban tubérculos que proveían un 90% del consumo de productos agrícolas Ejemplo la Yuca que era el alimento más importante, de esta se obtenía un pan llamado cazabe que era el alimento principal de los tainos.

También otros frutos como los ajes, los ajíes que utilizaban para sazonar, batatas, yautías, boniato, lerenes, guayima o guayiga, maíz, el tabaco, la piña en sus variedades baniama, yayama y yayagua, guanábana, el anón, el mamey, maní, la bija, jagua, higüeros, cohoba, etc.

Y tenían modos de riego muy sofisticados que se basaba en unos canales muy rudimentarios que llevaban agua hasta los cultivos, esto mantenía la producción agrícola permanentemente. Esta técnica fue utilizada cuando era época de sequía.

Caza y pesca

La pesca fue la actividad más importante después de la agricultura. Los tainos desarrollaron algunos instrumentos de producción que facilitaron esta actividad como la canoa que era fabricada de un solo árbol y tenían capacidad de hasta 100 personas y más.

Dentro de los peces que consumían estaban los robeles, lizas, xereles, parbes, mojarras y dorados entre las especies de mar. Además pescaban en rios y lagos las lizas, guabinas, dehaos, zagos, diahacas, anguilas chicas y grandes; y tetis, langostinas, hicoteas y jaibas.

Tenáin una diversidad de alimentos que contenían vitaminas, proteínas y grasas. Fueron afortunados ya que la isla les proveía de muchas aves y mamíferos pequeños como los quemies, la hutía, los mochies y los curíos entre otros. Los tainos cazaban además reptiles como las iguanas, culebras, caimanes y otros más pequeños. En relación a la caza los instrumentos más importantes que se desarrollaron fueron el arco y la flecha, las azagayas, etc


Religión

Tenían su propia religión adornada con mitos e historias fantásticas. Carecía del espíritu competitivo y materialista de los conquistadores. No entendían el valor del oro. La Cultura del Taíno era abundante y exquisito prueba de ello son las impresionantes obras fabricadas en piedra, madera, hueso y concha por sus artífices que aun conservamos. La música y de sus delicados cantos, de su sistema de aprendizaje y de transmisión de conocimientos a base de los “areitos”, canciones en que se conservaban vivas sus tradiciones y que se transmitían de generación en generación.

Su organización política, ideal para asegurar la subsistencia de su cultura. Conocía de astronomía, tenían un completo calendario y también poseían un sistema de comunicación a base de jeroglíficos del que queda constancia entre las pinturas de las cuevas.

 

La cultura de los tainos estaba basada en mantener una perfecta armonía entre sus necesidades y el respetuoso aprovechamiento de los recursos naturales que les brindaba esta prodiga tierra. Tenían una compleja religión en la que sus principales dioses eran el sol y la luna y para ellos las cuevas eran lugares sagrados donde se realizaban ceremonias de gran trascendencia.

Por ejemplo, en ellas guardaban “cemies”que eran poderosas figuras en piedra, cerámica, madera o tejido, mediante las cuales invocaban a los dioses, estos ídolos tenían en si mismos poderes mágicos a los que podían acudir en busca de ayuda cuando la necesitaban. Para realizar este complejo acercamiento a sus dioses empleaban un potente alucinógeno, la cohoba, la cual convenientemente preparada e inhalada posibilitaba las visiones del mundo mítico y la platica con las deidades.

Movimiento social indígena:
Registro de los taínos

Fray Bartolomé de las Casas participo en las guerras que se dieron en esta zona de la Española y nos detalla los acontecimientos de la contienda como gran cantidad de informaciones a cerca de las características físicas de esta zona.

El área de Cotubanama era el centro principal de la civilización. Hasta 1.503 las relaciones entre los indígenas y los españoles se mantuvieron estables en esta zona. Los tainos como tributo llenaban regularmente de cazabe (el pan de los indígenas fabricado a base de yuca amarga) una carabela que varias veces al año llegaba de la villa de Santo Domingo y su situación con los conquistadores se mantenía sin grandes problemas, pero en aquel año, motivada por una cruel acción contra los indígenas por parte de los españoles que viajaban en el barco del cazabe, se origino una rebelión que culmino en una cruenta guerra en la que los indígenas fueron vencidos.


Juan de Esquivel al mando de unos cuatrocientos españoles y un gran numero de indígenas sometidos a ellos, provenientes de otras zonas de la isla, atacaron sin piedad los poblados de la Saona y del área del parque. La guerra fue corta y en ella murieron centenares de indígenas y se hicieron gran cantidad de esclavos que se enviaron fundamentalmente a trabajar en las minas de oro. En el momento de la rendición formal de los indígenas, Cotubanama realizo una ceremonia taina con Juan de Esquivel en la que ambos se intercambiaron sus nombres, se hicieron “guaitiaos”, resultando uno de los pactos espirituales más sagrados que un taino podía realizar, y de esta manera se acabo la guerra, no sin pactar el pago de un tributo y dejar los españoles una guarnición fortificada con una construcción de madera en el área. Pero poco después, debido a las crueldades de los conquistadores, se volvió a organizar otra rebelión que culmino en la vuelta al lugar del capitán español Juan de Esquivel, quien con un ejercito bien armado y el apoyo de varios capitanes mas, entre otros Juan Ponce de León, futuro conquistador de Puerto Rico, ataco los poblados esta parte de la isla, culminando la contienda en 1.504 con la completa destrucción y abandono de todos los poblados de esta zona.

Extinción

La guerra y los genocidios contra mujeres, niños y ancianos indefensos fueron motivo de su extinción. En 1495 y 1496 los taínos se negaron a cultivar sus tierras para huir a los montes, con la esperanza de que falta de alimentos haría que los conquistadores se fueran de la isla. Los agotadores trabajos físicos en la construcción de ciudades y fortalezas, en labores agrícolas y en la extracción de oro en ríos y minas. Los numerosos suicidios como forma de escapar a los atropellos que sufrían de manos de españoles. Los abortos voluntarios para evitar que sus hijos viviesen bajo la dominación española, y las enfermedades y epidemias traídas de España entre las cuales sobresalió la viruela por sus devastadores efectos mortíferos.


Lenguaje

Se conoce muy poco sobre su idioma. Las raíces son identificables en nombres de personas, lugares, y de algunos productos del agro, de la caza y de la pesca, consignadas por los cronistas.
No tenían lenguaje escrito, se dice que hablaban el lucayo.


Artesanías y tecnología

Cerámicas locales usan formas básicas de orígenes transculturales. Construían vasijas redondas para cocinar, que se llaman ollas. Con la disponibilidad de cubos plásticos, y envases y ollas de metal, el uso de cerámicas en la cultura dominicana está bajando.

Sistema socioeconómico

Los taínosno tenían propiedad privada; se consumía la mayor parte de lo que se producía, y se intercambiaban productos con indígenas residentes en Cuba.

Era una sociedad poco diferenciada, aunque en lo político-administrativo había una jerarquía social, en cuya cúspide se encontraba el cacique. Él era jefe militar. Además, dirigía las labores productivas y distribuía cuanto se producía.

En 1492 había cinco caciques principales: Guarionex, quien mandaba el cacicazgo de Maguá; Guacanagariz, en el de Marién; Canoabo en el de Managua; Bohechío, en el de Jaragua; y Cayacoa en el de Higüey.

Luego seguían los nitaínos, asistentes del cacique. Después estaba el brujo, también llamado behíque o buhito, quien dirigía las ceremonias religiosas y curaba enfermos con plantas medicinales. Finalmente, las naborías, quienes eran sirvientes del cacique.

Dr. Pedro J. Ferbel Azcarate, estadounidense, es antropólogo y arqueólogo, doctorado por la Universidad de Minnesota, Estados Unidos. Desde 1993 hasta 1999 trabajaba en la República Dominicana como investigador principal, instructor y curador del Archivo Histórico de Santiago, y director de muchos proyectos arqueológicos y ecológicos, como el Proyecto Arqueológico de Chacüey, Caballo Loco Tours, y La Ruta de Colón. Actualmente es profesor de la Universidad de Pórtland, co-redactor del website Caribbean Amerindian Centrelink y co-redactor de su revista electrónica Kacike. Es un charlista y escritor de la herencia taína y está muy activo en su comunidad con la cultura latina y asuntos sociales.


Fuente: Terra Rep. Dominicana