Terra
 

Venezuela, Regístrate Privacidad Aviso Legal Portada
> Portada   > Bebés y niños
  Mujer y Familia
  Belleza
  Galería
  Horoscopo
  Portada Terra
  Moda
  Variedades
›› ¿Culpa de papá o de mamá?
›› Hijos de madres fumadoras duermen menos y mal
›› La edad del padre también importa
›› Lactancia y mastitis
›› Las primeras patadas del bebé
›› Posturas para dormir mejor durante el embarazo
  Servicios
Login Password
Agenda
Correo
Disco Virtual

  Crianza

¿Niños mimados?

He aquí algunos consejos para aprender a tratar a esos pequeños a los que "se quiere demasiado", se les da todo lo que piden y aún así se muestran tristes, ansiosos o agresivos. La actitud de algunos padres puede conducir a que los hijos se conviertan en tiranos de la familia.

¿Niños mimados?
¿Niños mimados?
Getty Images
 
 

¿Es posible querer demasiado a nuestros hijos? ¿Puede ser que estemos tan obnubilados con ellos que no nos demos cuenta de que sus constantes e imperiosas demandas sobre nuestro tiempo y energía no son razonables?

También vale la pena preguntarse si, debido a que les adoramos y consentimos tanto no corremos el riesgo de ¿mirar a otro lado¿ ante las señales de problemas de conducta que, en un futuro, podrían impedirles ser aceptados socialmente, perjudicar su rendimiento escolar o dificultar una relación de pareja estable.

Según, la doctora Maggie Mamen, autora del libro "Niños mimados", sólo hay que mirar alrededor, en cualquier espacio público, para darse cuenta de que todo esto no sólo es posible, sino que probablemente ya es una realidad endémica.

Según esta psicóloga clínica de origen británico y residente en Canadá, este fenómeno se debe en parte a ¿las actuales corrientes de pensamiento centradas en el niño, que han contribuido a la construcción de un pedestal inestable del que nuestros hijos corren el riesgo de caer¿.

Según Mamen ¿vivimos en una sociedad centrada en los niños, donde sus exigencias y necesidades cada vez son más prioritarias que la armonía matrimonial o familiar".

"Gracias a la contribución de muchos profesionales, entre los que se encuentran psicólogos, asistentes sociales, psiquiatras, pediatras y asesores, y al apoyo entusiasta de los medios de comunicación, fabricantes y publicistas, los niños tienen tanto poder que los padres se sienten impotentes e ineficaces", señala.

De ese modo, ¿muchos padres piensan que decir NO significa ser malo, estricto, o excesivamente autoritario, porque se les ha llevado a creer que imponer a un niño algo que éste no quiere hacer o que le va a hacer sentirse triste o incómodo equivale prácticamente al maltrato.

Cómo recuperar el control

Para la experta, los padres actuales se sienten culpables por pasar poco tiempo con sus hijos, y los niños han tomado el control de la familia, deciden qué se come y en qué se dedica el tiempo libre, por lo que ¿los padres deben recuperar el control.

Según Maggie Mamen, los adultos que les ¿hacen¿ hacer cosas a los niños asumen la responsabilidad de las elecciones y de las consecuencias que les siguen.

Debido a ello, ¿los niños mimados no suelen estar expuestos a determinadas situaciones dentro de su entorno familiar y tienen problemas cuando las encuentran fuera¿.

Por ello, la experta aconseja a los padres, asistentes, profesores o adultos de confianza, bajo cuyo cuidado y protección están los niños, que tengan este hecho en cuenta tanto en su estrategia educativa, como en la práctica familiar.

Estos son algunos de sus consejos para establecer un establecer un equilibrio adecuado entre cuidar y querer a los hijos y, a la vez, imponerles autoridad y respeto:

Los niños deben saber que a veces hay que sufrir un poco para obtener un beneficio más adelante.

Hay que hacerles ver que no tienen porqué obtener todo lo que quieren en el mismo instante en que lo desean, y eso si llegan a tener alguna vez.

Debemos enseñarles que la paciencia tiene su recompensa, asegurándonos de lo que les hemos prometido efectivamente llegue luego.

Para que aprendan a gestionar el tiempo de tranquilidad o las situaciones aburridas, monótonas o normales, no hay que evitárselas sino dejar que las experimenten.

Los hijos deben saber que es responsabilidad de sus padres protegerles de sus decisiones cuando éstas son peligrosas, poco saludables o inmorales, y que se reservan el derecho de impedir que las lleven a cabo.

Los niños tienen derecho a estar implicados en las decisiones que les conciernen, pero hay algunas de ellas que deben ser tomadas únicamente por adultos sin ¿someterlas a votación.

Hay que intentar tratar a cada hijo de acuerdo a sus necesidades, pero también hay que enseñarles que la vida no es siempre justa y que a veces simplemente ¿hay que aguantarse¿.

Los padres deben ser conscientes de que los logros conseguidos personalmente, la superación de la adversidad y el aprender de los errores son experiencias valiosas, que contribuyen a mejorar la autoestima, la humildad y el auto-conocimiento de sus hijos.

Reportajes Efe



  Noticias Relacionadas

Comunicación emocional de los bebés


Investigadores hallan que bebés que escuchan discursos en lengua extranjera aprenden idiomas más rápidamente.


500 Euros por llamar a un bebé 'Isidro'


Bebés prematuros enfrentarían riesgos a largo plazo


Interpreta los dibujos de tus hijos



 » Conoce Terra en otros países
 » Aviso Legal  » Privacidad  Resolución mínima de 800 x 600 - Copyright 2007 Terra Networks Venezuela S.A.